Etiquetas

, , ,


David Cronenberg

“Alguien le dijo a Lawrence Durrel: He leído sus últimos libros, pero se parece terriblemente a El cuarteto de Alejandría, ¿no cree? Contestó: Bueno, están escritos por la misma persona. En la vida se nos reparte una mano de cartas y nos limitamos a jugarlas constantemente. Otra forma de explicar lo que Durrell pensaba al decir eso es que se refería a la estética, la sensibilidad y la experiencia vital de uno mismo. Es esa toma de la pared. Hay un universo de tomas, pero todos tenemos diferentes enchufes. No podemos enchufarnos todos en la misma toma. El arte consiste en conseguir que otra gente se enchufe en tu toma. El arte consiste en que, mientras está leyendo El cuarteto de Alejandría, tú seas Durrell. Lo que él encontraba significativo y chocante, tú también lo encuentras significativo y chocante. Eso es lo que yo quiero hacer. Es ahí donde empiezas a ser capaz de definir la diferencia entre un trabajo rutinario y cualquier forma de arte.  (…) Hay libros que leemos porque nos proporcionan diversión y hay libros que leemos cuando tenemos conflictos espirituales. alimentan el alma: realmente son un bálsamo para el alma. Quiero que mis películas hagan eso, llegar al alma.”

David Cronenberg por David Cronenberg. Chris Rodley, editor. Alba Editorial, Barcelona, 1997. Página 53

Anuncios